Café: Lucha por la vida

Pueblo Nuevo es una comunidad en las tierras altas de Simojovel, Chiapas. La comunidad mientras siendo bastante aislada, ha sido muy impactada por la globalización, particularmente con la introducción de la producción de café y más recientemente por el acuerdo de Tratado de Libre Comercio de América del Norte, más conocido como TLCAN. Desde la colonización, lo que una vez fue una comunidad autosuficiente ahora depende casi exclusivamente de la producción y venta de café para su supervivencia.

Antes del TLCAN, el gobierno trataba de sostener la producción y ofrecía incentivos a comunidades como Pueblo Nuevo, al establecer precios mínimos de venta para los mismos productores, y permitirles acceso al crédito. Con la aplicación del tratado, México acepta bajar ciertas barreras aduanas, y abrirse a los capitales extranjeros. Se favorece la exportación de productos como el café donde pequeños campesinos tienen que competir contra gigantes corporativos como Nestlé, afectando negativamente el potencial económico de los productores de café para obtener un sueldo digno y justo. Para empeorar las cosas, la Roya, un hongo que mata a las plantas de café, se ha vuelto descontrolado y los productores están luchando por mantener una cosecha suficiente. Todos estos factores se han combinado para crear un entorno desafiante para los habitantes de Pueblo Nuevo en obtener una nutrición adecuada.

Hueseromanos.jpg
LaPosoliere.jpg

A través del proyecto “Café: Lucha por la vida", Eliazar Pérez Cruz y Solene Charrasse cuentan la historia de una explotación mundial en Chiapas, mientras que buscan brindar una voz a la comunidad y sensibilizarlos sobre la conexión entre su dependencia con la producción de café y su bienestar.